viernes, 3 de enero de 2020

Las fallas más comunes que se presentan en la gerencia

No asuma que sus empleados conocen los objetivos y el propósito de la compañía. Foto: 123rf.com 
Las fallas más comunes que se presentan en la gerencia

Si bien en los libros hay mucha información sobre el liderazgo y sobre cómo hacer las cosas de forma correcta para alcanzar el éxito que estamos buscando, a veces también es bueno observar cuáles son las cosas incorrectas y cómo evitarlas.

La clave consiste en aprender a realizar la gestión correcta, lo que le permitirá evitar cualquier obstáculo en el futuro y ello implicará conocer el impacto de los pecados en su negocio y la gestión con su gente.

Conozca los ocho pecados capitales que se presentan con mayor frecuencia entre los directivos, ya que al conocerlos podrán direccionar sus metas y objetivos en forma alineada con el propósito y visión de la empresa.

1. Asumir que sus empleados conocen los objetivos y el propósito de la compañía 

Tanto usted como su equipo directivo tienen un gran plan estratégico diseñado. La pregunta es ¿Quién ejecutará ese plan?

Usted debe integrar su plan estratégico y asegurarse de que todos están en sintonía con este y que además están dispuestos a morir por él.

2. Dejar el proceso de selección y contratación al azar
Es vital que cada compañía tenga una definición clara y precisa de los que busca y para qué lo busca. Además una entrevista rigurosa y la comprobación de sus referencias y antecedentes profesionales le ayudarán a formarse una imagen exacta del comportamiento anterior del candidato.

Esto, unido a una adecuada investigación sobre sus actitudes, puede evitarle muchas sorpresas y ahorrarle muchos costos en el futuro.

3. Asumir que su gente está entrenada adecuadamente
No poder desarrollar los talentos de su gente con el entrenamiento apropiado es una pérdida de recursos masiva.

Muchas compañías dedican más tiempo y dinero a negociar y pagar los contratos de mantenimiento de sus equipos y máquinas de lo que dedican al entrenamiento de su personal.

4. Evitar la evaluación y medición
Es responsabilidad de un director medir continuamente las actividades clave para el negocio.

¿Son necesarias y relevantes? Si es así entonces estas tareas o procesos se deben medir y dar seguimiento para determinar su eficacia así como eficiencia.

5. Prescindir de un feedback adecuado
La retroalimentación sistemática y constructiva, orientada a objetivos, mediante evaluaciones de desempeño o con conversaciones en el curso de las actividades diarias, es necesaria para asegurar un buen funcionamiento y ayudar al desarrollo de carrera de los empleados.

6. Asumir que se están haciendo bien las cosas y que los clientes están contentos
Su negocio debe tener mecanismos y sistemas en marcha para favorecer la retroalimentación del cliente.

Usted debe escuchar y actuar en función de esa información. Tome en cuenta que un cliente satisfecho hablará con familiares y amistades sobre los beneficios de sus productos o servicios.

7. Desconocer la relación entre ventas y marketing
El marketing, a través de sus disciplinas de relaciones públicas, investigación y publicidad, es una herramienta clave para la identificación de nuevos mercados, para comunicarse con su mercado potencial y con sus clientes, para difundir y consolidar su marca de fábrica y su mensaje entre todos sus actores.

La falta de desarrollo activo de tales estrategias puede llegar a perjudicar la capacidad de una compañía para competir.

8. Tratar a los empleados como si fueran un material más
Cualquier empresa que haya experimentado el alto costo de la rotación de empleados entiende lo que significa pagar este peaje: costos de reemplazo, pérdida de productividad y moral baja.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Adaptarse a los Cambios.

Adaptarse a los Cambios. La Resiliencia Organizacional se entiende como la capacidad una compañía de enfrentar y adaptarse ante si...